marzo 22, 2019

Controvertida victoria de García

Controvertida victoria de García

Pese a que Lamont Peterson resultó un duro rival, Danny García se las arregló para quedarse con la victoria

El púgil de ascendencia puertorriqueña mantuvo su foja invicta la noche del sábado en el Barclays Center, localizado en el corazón del condado neoyorquino de Brooklyn, gracias a otra controversial decisión mayoritaria de los jueces, esta vez en contra de Lamont Peterson, igual que en marzo de 2014, cuando los jueces en Bayamón, Puerto Rico le dieron el triunfo sobre Mauricio Herrera.

Por Adry Torres ESPNDeportes.com

Al igual que uno de los jueces en el combate entre García-Herrera, Don Ackerman vio la pelea de 12 asaltos como un empate, anotándola 114-114.

danny-garcia-vs-lamont-peterson-10-photo-by-naoki-fukuda

Pero los jueces, Kevin Morgan y Steve Weisfeld, la juzgaron totalmente diferente y a favor de García (30-0, 17 KO), el monarca superligero del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo, con marcador de 115-113.

Una pelea que, sin lugar a dudas, podía haber unificado los tres títulos en la división de 140 libras, García, encontró la manera de convencer a Peterson para que acodara a ponerse los guantes en un enfrentamiento en un peso intermedio de 143 libras.

“Creo que gané la pelea sólo porque vine a pelear. Él conectó algunos buenos golpes”, dijo García, quien ha ganado cada una de sus cuatro peleas en el Barclays Center. “Siento como que él no vino a pelear. Vino a pelear al final. Siento que con el fin de ganar la pelea tienes que mostrar un poco de agresividad y hacer algunos buenos golpes”.

Barry Hunter, el entrenador de Peterson (33-3, 17 KO), confirmó lo que García sintió.

No obstante, fue la estrategia que se preparó durante el campamento de entrenamiento de cara al combate que fue presenciado por 12 mil 300 aficionados.

Durante los primeros cinco asaltos, el combate lucia displicente y aburrido, García desesperándose, buscando a que Peterson se comprometiera a pelear.

Peterson forzó a que García trabajara lo suficiente a través de la primera mitad de la pelea para entonces tenerlo agotado en los últimos seis asaltos para efectuar su ofensiva.

El campeón de la Federación Internacional de Boxeo en las 140 libras salió a cazarlo en el cuadrilátero, propinándole unos golpes duros, pero nunca conectó el puñetazo necesario de llevar a García a la lona.

Peterson admitió que quizás hubiese sido mejor para su bienestar haber atacado un poco más durante los primeros asaltos.

“Peterson corrió. No vamos a decir cuál era el plan de juego, pero fue correr en la primera mitad y tratar de llegar fuerte y robar los asaltos en 30 segundos, 40 segundos”, señaló el padre y entrenador del triunfante púgil, Ángel García. “No se puede ganar así. Le dio a Danny con algunos tiros rasantes. No le aplicó dolor a Danny una vez. Eso te dice qué tipo de mandíbula tiene. Pensé que el campeón ganó. Peterson no ganó. El corrió. No se puede ganar así”.

Según Compubox, Peterson, que ha perdido dos de sus últimas cuatro peleas, conectó 34 por ciento (494-170) de los golpes que lanzó, a diferencia de García y su 29 por ciento (589-173). El púgil oriundo de la capital estadounidense también tuvo la ventaja de haber acertado 50 por ciento (211-105) de los golpes de poder a diferencia del 38 por ciento (388-147) que conectó García.

No obstante, Peterson no quiso arremeter en contra de la decisión de los jueces.

“No quiero (opinar sobre) los jueces o cualquier tipo de robo”, apuntó Peterson a una pregunta presentada por ESPNDeportes.com.

“Sin faltarle el respeto a él, no sentí ninguno de sus golpes”.

Pero García lo vio de otra manera.

“Realmente no sentí sus golpes ya sea porque se movía en los 10 asaltos”, dijo. “Puede decir lo que quiera decir. Obtuve la victoria. No hay mucho más que decir, pero conseguí la victoria”.

Deja Tu Comentario

comentarios