noviembre 26, 2020

Cuadras venció a Rungvisai

Cuadras venció a Rungvisai

MÉXICO — El sinaloense Carlos Cuadras se convirtió en el quinto mexicano en ostentar el Campeonato Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo al derrotar por decisión técnica en ocho asaltos al ex monarca tailandés Srisaket Sor Rungvisai, debido a un cabezazo que evitó que la pelea continuara en la Sala de Armas de la Magdalena Mixhiuca en la Ciudad de México.

Por Salvador Rodríguez
ESPNDeportes.com

CarlosCuadras_576x324_0531

Jay Nady, tercero en la superficie, había descontado un punto a Rungvisai (27-4, 25 Ko’s) en el quinto asalto por cabezazos, pero en el octavo un nuevo cabezazo abrió la puerta a la detención de la pelea por una grave herida en la ceja izquierda de Cuadras (30-0, 24 Ko’s), quien terminó ganando por tarjetas de 78-73, 77-74 y 77-75.

Cuadras se unió así al legendario Gilberto Román y a los ex Campeones José Luis Bueno, Cristian Mijares y Tomás Rojas como los únicos mexicanos en ostentar el fajín de las 115 libras del CMB, provocando la algarabía de los cuatro mil asistentes al inmueble en Iztacalco.

Carlos hizo un boxeo inteligente, evitó a como diera lugar el castigo con la izquierda de Rungvisai y aunque sufrió en el séptimo asalto con el golpeo abajo, al final fue el mejor hombre en el ensogado.

Salió a practicar lo planeado el mexicano desde el primer episodio, boxeando, metiendo combinaciones de tres a cuatro golpes y evitando el contragolpe del tailandés que parecía tener dinamita en los nudillos. El arranque para el Campeón Panamericano en 2007 era alentador, pero peleaba en un barril de pólvora y lo sabía.

El tailandés en su afán de acortar distancias se entregaba y ahí lo contragolpeó bien el sinaloense con el uper de derecha y el jab-gancho-cruzado con ambas manos que no podía corresponder el aún Campeón del Mundo.

Para el cuarto episodio el tailandés acortó distancias y logró castigar abajo al sinaloense.

Tras cuatro episodios el mexicano iba arriba en las tarjetas por triple 39-37.

Al arranque del quinto capítulo el réferi Jay Nady por cabezazos al rostro de Cuadras que tenía un corte en la ceja izquierda. El tailandés comenzó pues a golpear a las zonas blandas mientras Carlos mantenía su estrategia, pegando y saliendo, evitando en todo momento la izquierda del Campeón.

Ya en el sexto asalto el tailandés daba muestras de cansancio, pero el púgil sinaloense no podía ir con todo gracias a que el monarca seguía siendo peligroso y conectaba fuerte con la derecha a su retador.

Para el séptimo el golpeo del tailandés al cuerpo rindió frutos y Cuadras evidenció dolor cada que le conectaban a las zonas blandas, lo cual le daba nueva vida al Campeón del Mundo.

Para el octavo, la herida de Cuadras en la ceja izquierda se agravó tras un nuevo cabezazo del tailandés. El réferi Nady tuvo qué llevarlo con el doctor y el sinaloense, al no poder seguir, debía esperar las tarjetas de los jueces ante el enojo evidente del tailandés Rungvisai.