septiembre 19, 2017

El panameño Jezreel Corrales va a una defensa peligrosa ante el fajador mexicano Robinson Castellanos en Los Ángeles

El panameño Jezreel Corrales va a una defensa peligrosa ante el fajador mexicano Robinson Castellanos en Los Ángeles

Por: Simón Piña

El panameño Jezreel Corrales irá hasta Los Ángeles –concretamente al Forum de Inglewood-, a defender por segunda vez su Corona Mundial Superpluma, avalada por la AMB. El rival será el fajador mexicano Robinson Castellanos, hombre curtido que viene de sorprender, noqueando al reputado cubano Yuriorkis Gamboa al que derribó dos veces con precisos derechazos y lo obligó a abandonar en el 7mo asalto.
Jezreel Corrales produjo, el 27 de abril de 2016, una de las grandes sorpresas del boxeo en los últimos años, al noquear en sólo dos asaltos al Supercampeón japonés Takashi Ushiyama. El nipón era considerado un Top Five, Libra x Libra, debido a que ya llevaba 11 defensas de la corona y se mantenía invicto en 22 peleas con 20 Kos. Había ganado el título el 11 de enero del 2010 noqueando al invicto mexicano Juan Carlos Salgado, en 12 rounds. Salgado tenía mucho prestigio debido a que ganó su cinturón noqueando en un asalto, en Tokio, al venezolano, Jorge “Niño de Oro” Linares. Hasta el día que peleó con Ushiyama, Corrales no había enfrentado algún rival de la alcurnia boxística del japonés. Eso, aumentó la sorpresa a niveles astronómicos.
Los japoneses, y tal vez, hasta los propios panameños, pensaban que el triunfo sorpresivo de Corrales sobre Ushiyama, era en gran medida, producto de la suerte y de una mala noche del japonés. Se pautó una revancha en Tokio, el 31 de diciembre de 2016 y Corrales aceptó volver al hogar de su rival a ofrecerle una oportunidad de revertir lo que le hizo en la primera oportunidad. Muchos pensaban que, ahora, ya recuperado, Ushiyama haría los ajustes suficientes, como para recuperar la corona en forma contundente. Pero resultó que Corrales volvió a dar un peleón y esta vez, se llevó el triunfo mediante una decisión dividida de los jueces.


Las tarjetas arrojaron el siguiente resultado: Derek Milham dio 114-113 por Ushiyama; Philippe Verveke anotó 117-110 por Corrales y Cesar Ramos la vio 115-112 por el panameño Corrales. Gran triunfo, no sólo para Corrales sino para el boxeo panameño que varias veces falló en forma polémica al tratar de conseguir esta corona. Recordemos al maestro colonés, Antonio Amaya quien fue perjudicado varias veces aspirando a la corona ante los nipones, Hiroshi Kobayashi y Kuniaki Shibata. Antonio Amaya es uno de los llamados “Campeones sin Corona”, más emblemáticos del boxeo latinoamericano.
Robinson Castellanos: un fajador con récord contradictorio
El mexicano de Celaya, Guanajuato, Robinson Castellanos, presenta unos resultados en su récord que pueden resultar engañosos. Ha ganado 24 peleas, 14 por Ko y 12 derrotas. Un retador con estos números, es difícil que sea considerado como un peligro para el campeón. Si 12 lo han derrotado, ¿Cómo no iba a perder con el Monarca de la división? Pero resulta que Castellanos viene de dar la gran campanada con el nocaut que ya señalamos, sobre el cubano Yuriorkis Gamboa. Igualmente, Castellanos tiene triunfos resonantes como el que logró sobre el ex campeón panameño Celestino “Pelenchín” Caballero en el propio Panamá, otra es, su victoria por decisión unánime sobre el Medallista de Plata Olímpico, y varias veces retador al título Mundial Pluma, el texano Rocky Juárez.
Pero así como tiene estos triunfos importantes, Castellanos también ha caído por Ko ante rivales de prestigio como el colombiano Oscar Escandón y los ilustres fajadores, Orlando “Siri” Salido y Micky García. Como se ve, si bien a Castellanos no se le puede considerar como una Estrella, Libra x Libra, si hay que saber que es un hombre trajinado en el ring, que “le ha visto la cara al Diablo” en peleas importantes y ante rivales de clasificación. Tiene a su favor, también, que peleará en el Forum de Inglewood, Los Ángeles y que tendrá la gran mayoría del público a su favor.
Otro detalle es que Corrales sólo ha enfrentado a un rival de gran nivel: Takashi Ushiyama. Pese a que ganó el título por nocaut, de 22 peleas, sólo ha noqueado a 8. De allí que muchos pensaron, cuando noqueó a Ushiyama en el 2do round, apenas, que lo había logrado en un día de suerte. Su mandíbula no ha sido probada ante golpeadores de nivel. Quizás sea por eso, que los parciales de Castellanos se preguntan. Si Robinson pudo tirar a la lona, dos veces al linajudo cubano Yuriorkis Gamboa, ¿Por qué no podría hacerlo con este Campeón, que aún no ha demostrado que no es un accidente del boxeo?
Otra lectura podría ser: si a Castellanos lo han noqueado siete rivales, y Corrales logró hacerlo con un Monstruo como Ushiyama, es fácil deducir que a Castellanos lo podría noquear con facilidad. Pero, la verdadera pregunta es ¿Cómo se verán frente a frente, el Castellanos que noqueó a Gamboa y el Corrales que noqueó a Ushiyama? Interesante pregunta, cuya respuesta sólo se sabrá el sábado. La lógica nos dice que debería prevalecer el Campeón, peeeero ………………………………….”de que vuelan, vuelan”.

 

 

Deja Tu Comentario

comentarios