noviembre 24, 2020

Judah quiere darle lección a Khan

Judah quiere darle lección a Khan

Por Dan Rafael ESPN.com

A los 24 años, Amir Khan es un boxeador en ascenso. Este púgil inglés ha sido marcado con potencial de estrella desde su medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 2004, y ahora el ex prospecto del año de ESPN.com está empezando a darse cuenta de su potencial.

A los 33 años, Zab Judah es un hombre de más experiencia. Él ha estado en la cima, y ha estado en el fondo y resucitado. Es un campeón en tres ocasiones del peso welter junior y ex campeón indiscutido del peso welter.

Cuando Khan y Judah se enfrenten para unificar sus títulos de peso welter junior el sábado por la noche (HBO, 10 ET) en el Mandalay Bay Events Center de Las Vegas, Judah planea darle lección a su joven oponente con menos experiencia.

«Una cosa acerca de este encuentro, definitivamente vamos a llevarlo a la escuela», dijo Judah, quien hará la primera defensa del título vacante que ganó en marzo, cuando sobrevivió a una caída en el tercer asalto para detener al sudafricano, Kaizer Mabuza, en la séptima ronda. «Creo que después de la noche del sábado, va a darse cuenta de que [la promotora] Golden Boy y su entrenador, Freddie Roach, lo metieron en este encuentro como el peón. Las personas que juegan al ajedrez saben lo que significa eso. Se le tendió una trampa como un peón y lo pusieron en una posición en la que no debería estar.

«Y, sin embargo, creo que es un gran boxeador. Creo que es un poco prematuro. Dentro de unos años, tendrá la oportunidad de contar a otros combatientes su experiencia de la que aprendió mucho el 23 de julio de 2011».

La CEO de Main Events, Kathy Duva, promotora de Judah desde su debut profesional en1996 hasta 2001, luego se reunieron el pasado verano, cree que Judah — para nadie el favorito — es ampliamente subestimado.

«Zab está siendo subestimado», dijo Duva. «Todo el mundo sigue hablando de la edad de Zab, pero no está viejo y no sé por qué la gente cree que lo es. Si nos fijamos en los 10 mejores libra-por-libra del mundo, verán que la gran mayoría de ellos es mayor que Zab. Tiene experiencia. Comenzó a boxear profesionalmente a una edad mucho más joven [18] que la mayoría de los púgiles profesionales. No hay nada de malo con la experiencia.

«Si nos fijamos en la historia del boxeo, por lo general los boxeadores jóvenes y talentosos se han topado con problemas la primera vez que se enfrentaron con un púgil experimentado en su mejor momento. Esa es la verdadera prueba. Muchos muchachos pueden venir y ganar títulos. Hay un montón de títulos disponibles. Pero cuando te metes en la primera pelea contra el que combatiente más experimentado, esa es la verdadera prueba. Esa es la prueba que [Lucas] Matthysse no pudo pasar, y ahora Kahn va a tener que lidiar con lo mismo. Es por eso que nos gusta esta lucha, es por eso que nos gusta Amir Kahn como oponente de Zab, porque creemos que Zab va a darle una lección».

Khan (25-1, 17 KOs), haciendo la quinta defensa de su título, no compra ninguno de los rumores de que esta lucha ha llegado demasiado pronto para él. Khan, después de todo, sobrevivió a una batalla con su mejor oponente hasta el momento, Marcos Maidana, en diciembre — una pelea que fue nombrada la pelea del año 2010 por la Asociación de Redactores de Boxeo de los Estados Unidos.

«Sé que estamos listo para esta pelea», dijo Khan. «Por eso la hemos aceptado. Estamos comprometidos con este combate como los favoritos. Voy a entrar e intentaré quedarme con su título. He estado entrenando muy duro para esta pelea. Él puede decir lo que quiera y ya verá cuando llegue el momento. Sé que estoy más que listo para esta pelea, voy a estar preparado y sé exactamente qué es lo que tengo que hacer. Es un púgil capaz, [pero] voy a tener respuestas para él».

Judah (41-6, 28 KOs) ha tenido una gran cantidad de respuestas en sus últimas peleas. Está en medio de un renacimiento de su carrera después de numerosos altibajos.

Judah atravesó una racha de siete peleas desde principios de 2006 hasta mediados de 2008 en la que quedó con una marca 2-4 y un combate sin decisión. Durante ese período, perdió el título welter tras una gran derrota ante Carlos Baldomir, cayó ante Floyd Mayweather Jr. y fue noqueado por Miguel Cotto.

Judah se dio cuenta de que el peso welter no era la división adecuada para él. Por lo que volvió a las 140 libras el pasado verano, y el en proceso regresó con Main Events. Desde entonces, Judah ha sumado tres victorias consecutivas en esa categoría de peso, un nocaut en la tercera ronda ante José Armando Santa Cruz, una decisión ajustada contra Matthysse y el nocaut ante Mabuza.

De hecho, a pesar de que Judah tiene seis derrotas en su haber, ha perdido sólo una vez en el peso welter junior — un nocaut en la segunda ronda en 2001 ante Kostya Tszyu, quien ingresó en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en junio — por el campeonato indiscutible. Una década más tarde, Judá está de vuelta en la parte superior de la categoría preparándose para otra pelea de unificación.

«Muchas cosas han cambiado», dijo Judah, quien acredita su devoción al cristianismo recién descubierta al hecho de haber cambiado su trayectoria profesional. «Estoy bastante contento con Freddie y Amir Khan viendo mis viejas grabaciones, ya que están aprendiendo algo acerca del viejo Zab Judah. El nuevo Zab Judah será un monstruo sobre el cuadrilátero. Está un 150 por ciento preparado para Amir Khan, y vamos a divertirnos un montón el sábado por la noche».

¿Pero 10 años después?

«Esa es la obra de Dios», dijo Judah, quien cuenta con el miembro del Salón de la Fama, Pernell Whitaker, entrenándolo. «Cuando una persona te descarta y dice que estás terminado, nunca la escuches. Nunca dejes que esa persona dicte tu camino. Este es uno de los mensajes con el que entraremos la noche del sábado. El Señor es quien tiene la última palabra sobre cuándo una persona está terminada y cuándo una persona comienza».

A pesar de que Judah está un poco más sosegado ahora de lo que era en su juventud, sigue siendo muy terco y combativo.

Todavía está molesto por la forma en que el acuerdo para la pelea se cerró, en el que se exigió que cediera un 45 por ciento de los ingresos estadounidenses a pesar de que la pelea se llevará a cabo en su país y él también es un campeón. Khan se negó a renunciar a los ingresos que se generarán en el Reino Unido, donde la pelea se emitirá en PPV. Antes de que le ofrecieran la pelea a Judah, el campeón Timothy Bradley Jr. rechazó la pelea, incluso después de que Khan endulzara la oferta entregándole un 50 por ciento de los ingresos británicos.

Judah no ha olvidado lo anterior, por lo que durante la teleconferencia de la semana pasada con los reporteros de boxeo de los Estados Unidos e Inglaterra, hizo pasar a todos un mal momento, negándose a hablar antes de Khan. También se negó a responder las preguntas de los reporteros británicos.

Después de contestar las preguntas de los dos periodistas estadounidenses, un reportero británico le hizo una pregunta a Judah.

En ese momento, Duva tomó la palabra.

«Creo que voy a tener que hablar ahora, y tengo que explicar algo», dijo. «En nuestras negociaciones, se nos dijo que Zab no tiene derechos sobre los ingresos del Reino Unido y nos pareció que era insultante, porque creemos que él es, sin duda, la mitad de la ecuación. Dijeron que tendríamos que conformarnos con eso.

De modo que Zab aceptó la pelea con ese conocimiento, que es que Amir conservará todo el dinero que provenga del Reino Unido, a pesar de que ambos son campeones del mundo y aunque estamos de acuerdo en una división del dinero. Así que, sin ánimos de ofender a la prensa británica, Zab no responderá a las preguntas a los reporteros británicos hasta que la pelea haya terminado».

David Itskowitch de Golden Boy agregó: «Supongo que eso significa todo lo que los medios británicos tendrán que trabajar en su acento americano».

Asif Vali, manager de Khan, dijo que sentía que Judah estaba siendo irrespetuoso con los reporteros británicos y los fanáticos del Reino Unido que querían escuchar lo que él pensaba sobre la pelea.

«No tiene intenciones de faltarle el respeto a nadie», dijo Duva. «Sentimos que ha sido falta de respeto hacia él en las negociaciones. No podemos hacer nada para cambiar las circunstancias. Básicamente nos dijeron que Khan era una estrella tan grande en el Reino Unido, que no importaba a quién enfrentaba, y por lo tanto, que Zab es un tanto insignificante allí. Por lo tanto, si ese es el caso, está bien. Y de nuevo, nos encantaría tener una conferencia de prensa con los medios del Reino Unido la mañana después de la pelea».

Judah, por supuesto, está a la espera de utilizar esa conferencia de prensa para dar detalles de la lección del viejo maestro al joven púgil la noche anterior.