noviembre 24, 2020

Kohei Kono se impuso a Koki Kameda por decisión unánime en Chicago

Kohei Kono se impuso a Koki Kameda por decisión unánime en Chicago

Prensa AMB. 17 de octubre.- Kohei Kono lo prometió y cumplió, retuvo su título 115 libras peso súper mosca de la Asociación Mundial de Boxeo en una verdadera guerra con el ex campeón Koki Kameda en el UIC Pavilion de Chicago, en una pela histórica.

CHICAGO, IL - OCTOBER 16: Kohei Kono (R) throws a right at at Koki Kameda during their the WBA-Super Flyweight Attraction fight at UIC Pavilion on October 16, 2015 in Chicago, Illinois. Kohei Kono won by unanimous decision. (Photo by Jon Durr/Getty Images)

Fue la primera vez que dos peleadores japoneses disputaban un título mundial fuera de su país. Esta fue la segunda defensa de la corona de Kono (31-8-1, 13 KO) quien salió airoso con tarjetas de 115-109, 113-111, 116-108.

Kameda (33-2, 18 KO) buscaba su cuarta corona mundial en cuatro divisiones diferentes, y ser el primer nipón en lograrlo, sin embargo se topó con un campeón aguerrido que defendió de manera férrea su título.

Desde el campanazo inicial fueron dos peleadores suicidas que salieron a darlo todo por la victoria. En el segundo asalto Kono recibió un golpe bajo, y debió recuperarse.

Inmediatamente el campeón pareció salir a desquitarse y envió un derechazo a Kameda que lo hizo tocar la lona y recibir conteo del árbitro Celestino Ruíz, quien en el tercer acto quitó puntos al aspirante a la corona.

La batalla siguió en la media y corta distancia, con intercambios cerrados que hacían emocionar a todos los espectadores.

En el séptimo Kameda se quejó de un cabezazo, y luego mostró una cortada en el parpado derecho.

En el noveno asalto, Ruíz nuevamente descontó puntos ahora al campeón Kono. Segundos después, Kameda conectó una izquierda a la quijada de su rival, que lo hizo retroceder pero no pasó a mayores.

A partir de ahí Kono tomó la iniciativa y el control del combate, y aprovechó que su adversario parecía perder la poca velocidad que mostraba en sus piernas y remató las dos últimas vueltas para quedarse con la decisión unánime a su favor.

Texto: Hilmar Rojas Erazo