diciembre 01, 2020

“La Cachorrita” fue una digna rival

“La Cachorrita” fue una digna rival

 

Si bien resultó derrotada por decisión unánime la noche del jueves en la Arena Roberto Durán, la dominicana Marylin Hernández resultó una exigente rival para la campeona mundial supergallo Chantall Martínez.

Desde el campanazo inicial, “La Cachorrita” demostró que no había venido a Panamá a pasear, sino a pelear. Enseguida se le fue encima a la campeona, abrumándola con combinaciones tanto a la cabeza como a la zona media.

Por momentos Chantall pareció sorprendida, y aunque logró ripostar valientemente, los dos primeros asaltos, a nuestro juicio, fueron para la visitante de la tierra del merengue y la bachata.

Fue a partir del tercer giro que, siguiendo indicaciones de su entrenador Carlos Harris, Chantall utilizó el paso atrás y el jab de izquierda para mantener a distancia a la brava retadora, que insistía en buscar la pelea cuerpo a cuerpo.

Fue un pleito emotivo, con diez asaltos de toma y dame, donde ninguna de las dos protagonistas mostró cansancio, evidenciando estar en muy buenas condiciones. En el choque  no se registraron caídas ni ninguna de las peleadoras resultó cortada.

Ya en dominio de la distancia que le convenía, y utilizando buenos “bip bap” entrando y saliendo, Chantall Martínez pudo acumular los puntos necesarios para revertir un flojo comienzo en la pelea y alzarse con una justa decisión unánime.

El juez Enrique Portocarrero votó 98-92, el peruano Danilo Dongo 98-94 y la estadounidense Carla Caiz, 96-94. Nuestra tarjeta extraoficial marcó 97-93.

La actuación de la réferi argentina Romina Arroyo fue impecable, mostrando gran personalidad en el entarimado.

Chantall ganó y retuvo su corona por segunda vez, pero Marylin Hernández mostró que el apodo de “La Cachorrita” le queda corto, porque es una verdadera leona en el cuadrilátero. Le tocó perder, pero se ganó el cariño y la admiración del exigente público panameño.