noviembre 19, 2017

Lara defiende por 5ta vez su título mundial ante invicto Gausha

Lara defiende por 5ta vez su título mundial ante invicto Gausha

Por: Simón Piña

Empleando su acostumbrado bajo perfil, el cubano de Guantánamo, Erislandy Lara, defenderá el sábado 14 de octubre sus títulos mundiales AMB y OMB del peso Superwelter en una de las plazas más populares y que últimamente ha cobrado más notoriedad en el boxeo: el Barclays Center de Brooklin, Nueva York. Su rival será el nativo de Cleveland, Ohio, Terrell Gausha, invicto en 20 peleas con 9 resultados antes del límite. Esta será la quinta defensa de la corona por parte de Lara quien, luego de una extensa carrera amateur y de superar innumerables problemas, pudo finalmente, convertirse en púgil profesional y alcanzar sus metas.

Erislandy nació el 11 de abril de 1983 en Guantánamo, Cuba, en tiempos en que la selección de boxeo de la isla se preparaba para participar en calidad de favorita, en los Juegos Panamericanos de Caracas 83. La encabezaban, el excelso Adolfo Horta, el doble campeón Olímpico Ángel Herrera (que perdió la final con Pernell Whitaker), el mosca Pedro Reyes, el mediano Bernardo Comas (que noqueó a Pedro Gamarro en semifinales), el semicompleto Pablo Romero, que venció a Evander Holyfield, el pesado Aurelio Toyo, el super completo José Luis González; era el mundo que, sin que nadie se lo imaginaba, le esperaba al pequeño Erislandy. Años después, en 2007, Erislandy se fugaba de esa selección de boxeo, que participaba en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, junto a su compañero Guillermo Rigondeaux, quien en aquella oportunidad, falló en la estrategia de fuga y fue capturado.

Campaña Profesional

Originalmente, Lara se fue a Alemania y allá comenzó a entrenar, ya como profesional. Debutó en Ankara, Turquía, ganando por decisión a Iván Maslov. Comenzaba así, la carrera de uno de los mejores estilistas cubanos de los últimos tiempos. Ya tiene 9 años como profesional, y ha efectuado 28 combates con balance de 24 ganados, 14 por nocauts, dos derrotas y 2 empates. Pese a haber mostrado gran calidad, su estilo de boxear priorizando la técnica y los desplazamientos, ha evitado, en cierta forma, que logre una cotización mayor en el Universo boxístico. Luego de unas pocas peleas en territorio europeo, Erislandy se vino a América y hoy está radicado en Houston, Texas.

En el año 2009 peleó siete veces y cinco en el 2010. Todos fueron triunfos. El 2011 no fue tan fructífero, ya que de tres peleas obtuvo un triunfo, un empate y sufrió su primera derrota. Fue en el Boardwalk de Atlantic City ante el ex campeón Paul Williams en una reñida pelea en la cual, muchos vieron ganar a Erislandy. La decisión fue mayoritaria; el juez Donald Givens la vio 116-114, Hilton Whitaker Jr, votó 115-114, ambos por Williams y Al Bannett apreció empate a 114. Su otra derrota fue en la célebre pelea del 12 de julio del 2014 en Las Vegas cuando fue vencido por decisión dividida por el popular mexicano Saúl “Canelo” Álvarez. Aquí hubo división de opiniones entre los jueces, ya que Dave Moretti la vio por Canelo 115-113, Jerry Roth apreció también 115-113, pero a favor de Erislandy y el otro juez, Levi Martínez votó 117-111 por Canelo, lo que fue considerado una puntuación exagerada para una pelea pareja que se decidió en los últimos minutos. Sobre todo, si se recordaba que Erislandy fue el dominador en los primeros asaltos.

Llegó a Campeón, finalmente

Pero en la siguiente, Lara capturó el título mundial Superwelter de la AMB, al derrotar al nativo de Las Vegas, Ishe Smith, por una amplísima decisión unánime. Desde entonces, Lara sólo ha cosechado triunfos. El viernes 12 de junio de 2015 se enfrentó al dominicano Delvin Rodríguez, peleador muy popular debido a su trabajo como comentarista de boxeo en la cadena televisiva, ESPN. Aquí también se disputó la corona Superwelter de la OMB que estaba vacante. Lara ganó una decisión unánime en el UIC de Chicago, Illinois. Seguidamente, el 25 de noviembre de 2015 noqueó en tres asaltos al esloveno Jan Saveck, en el Hialeah Park Race Track en Florida.

La tercera defensa la efectuó, Erislandy, en Las Vegas el 21 de mayo del 2016 frente el armenio radicado en Glendale, California, Vanes Martirosyan, ante quien tenía un empate hacía dos años y medio, también en Las Vegas, pero en el Wynn Resort. A Martirosyan lo derrotó ahora, por decisión unánime y retuvo su título con autoridad. El armenio se retiró del boxeo después de este fallido intento. Su última demostración, en enero de este año, fue en Hialeah, Florida ante el descolorido bielorruso, Yury Foreman, al que noqueó en cuatro asaltos para retener fácilmente su corona.

El retador nunca ha perdido

El moreno de Cleveland, Ohio, Terrell Gausha, saltó al boxeo profesional a finales del año 2012, luego de representar a los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Londres. Debutó noqueando en dos asaltos a Dustin Caplinger, el 9 de noviembre del mismo 2012 en el Fantasy Springs Casino de Indio, California. Desde entonces, ha desarrollado campaña en distintos lugares de USA, manteniéndose imbatido en los 20 combates que ha llevado a efecto. Su guardia es derecha, mide 1.78 y los 9 Kos que aparecen en su récord no asoman que pueda contar con un gran poder de nocaut. Es fácil deducir que, si de 20, 11 le han cubierto la distancia, luce improbable que vaya, entonces, a noquear a un hombre como el cubano Erislandy Lara, que nunca ha sido puesto fuera de combate, pese a que ha visitado la lona varias veces.

El punto fuerte de Gausha, en un análisis de sus posibilidades, es que un hombre que triunfó en el boxeo amateur en su país, que representó a su nación en unos Juegos Olímpicos, debe contar con algo como para ser competitivo en los altos niveles del boxeo profesional. Tal vez, la oportunidad le llega a Gausha un poco prematuramente o puede ser también que con algún otro campeón, sin tantos pergaminos como Lara, podría llevar mayor posibilidad, pero a pesar de que nada está escrito en el boxeo, esta pelea luce totalmente a favor del cubano de Guantánamo.

Erislandy Lara, por su parte, deberá salir de este compromiso lo más ileso posible, para encarar una campaña en pos de una pelea grande. Ya ha desarrollado un esfuerzo publicitario en busca de una pelea con Gennady Golovkin o una revancha con Canelo. No parece suficientemente fuerte como para competir en peso mediano, pero la posibilidad de una bolsa millonaria le obliga a buscar estas peleas. Erislandy está urgido de una demostración convincente para dejar la impresión de que puede encabezar grandes carteleras en los principales centros mundiales del boxeo.

Por: Simón Piña

Deja Tu Comentario

comentarios