noviembre 30, 2020

Lecciones de Liderazgo de Floyd Mayweather

Lecciones de Liderazgo de Floyd Mayweather

Aunque lo amen o lo odien, Floyd «Money» Mayweather es el campeón. Con un récord perfecto de 47-0, quedará en la historia como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Igual de exitoso ha sido su contraparte filipino, Manny Pacquiao.

11024743_10155181622400198_7769280368554848283_n

Los fanáticos del boxeo pueden estar felices, estos dos finalmente se enfrentarán después de años de falsas alarmas. Esta pelea romperá todos los récords, con ganancias proyectadas de entre 300 y 500 millones de dólares. De la manera que lo vean, esta pelea cambiará el juego, impulsada por el implacable y absorbente Floyd Mayweather.

Mayweather es descarado, arrogante y hablador. Y aunque tiene menos humildad que las Kardashians, es innegablemente espectacular. Sus peleas atraen millones de compras en pay per view, y su desempeño es casi siempre perfecto. Si ignoramos la megalomanía, hay muchas agallas y determinación que inspiran, y muchas lecciones que podemos aplicar a nuestras carreras y compañías:

1. Singularidad de propósito – Floyd no ha hecho un álbum de rap, ni se ha lanzado a político ni ha lanzado un proyecto dot-com. Él pone cada esfuerzo en ser el mejor boxeador de la historia. Utiliza sus fortalezas y persigue su propósito con el enfoque de un rayo láser. En vez de distraerse con muchos propósitos, pone todo los huevos en una sola canasta. ¿El resultado? La grandeza.

2. Convicción inquebrantable – Como la mayoría de nosotros, Floyd ha tenido detractores. En su camino a ganar ocho campeonatos mundiales en cinco divisiones diferentes, mucha gente (incluyendo a su padre) le dijeron que fracasaría. Pero Floyd creyó en sí mismo aun en los momentos más difíciles. Sin importar tu campo, nunca debes dejar que los detractores te impidan alcanzar tu potencial completo.

3. Disciplina y compromiso – Floyd es un gran hablador, pero lo respalda con sustancia. Su régimen de entrenamiento es extenuante, pero nunca se pierde una sesión. Tiene un cántico con su equipo que refuerza esta filosofía. Floyd grita «trabajo duro» y su equipo grita «dedicación». Este mantra ha ayudado a Mayweather a alcanzar los niveles más altos, y la misma determinación puede impulsarte también hasta ahí. Su ética de trabajo y empuje le han ganado el derecho de ser campeón, ¿tú puedes decir lo mismo?

4. Preparación – Como dice el viejo refrán boxístico, «los campeones no se hacen en el ring, simplemente se reconocen ahí». Lo mismo vale para tus actividades. Floyd se prepara físicamente, pero es un estratega maestro. Él piensa sobre cada permutación de cada pelea antes de subir al ring. ¿Cómo te preparas para tus propios retos? Improvisar puede dar resultados desfavorables, pero planear tu ataque cuidadosamente te ayudará a enganchar la orden, triturar a la competencia y o asegurar la siguiente ronda de financiamiento requerido.

5. Narración maestra – Las increíbles habilidades boxísticas de Floyd son solo parte de su éxito. Es el un promotor maestro, y su historia no puede ser ignorada. Es auténtico, único y cautivador. Algunos lo aman y otros lo odian, pero todos podemos estar de acuerdo que él es una «categoría de uno». Cuando cuentas tu propia historia – para tu compañía o tu carrera – asegúrate que eres diferente a los demás. En el mundo competitivo de hoy, hay que saber diferenciarse para ganar. Memorable. Excepcional. Notable. Auqnue pierdas la orden, asegúrate que tu mensaje no se olvide.

Floyd está haciendo historia en tiempo real y tú también puedes. El creció en un hogar con desventajas en Grand rapids, Michigan pero aun así creció para convertirse en el rey de su deporte. La distancia que tu viajes en tu propia travesía depende de ti. Sigue tirando golpes de poder y nunca dejes de tirar hasta que suene la campana final.

«Money» Mayweather estaría orgulloso de ti.

Josh Linkner, www.forbes.com