noviembre 24, 2020

Mares vence a Oquendo, Vargas noquea a Juanma y Herrera se corona campeón

Mares vence a Oquendo, Vargas noquea a Juanma y Herrera se corona campeón

El excampeón mundial mexicano Abner Mares (27-1-1, 14 KOs) derrotó por decisión unánime al boricua Jonathan Oquendo (24-4, 16 KOs) en la pelea co-estelar en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada. El combate no tuvo mayores incidencias ni emociones. Mares, quien venía de perder aparatosamente ante Johnny González, fue demasiado cauteloso. Oquendo lograba conectar en ocasiones al mexicano. La pelea se tornaba por momentos monótona con un Mares sin atreverse a mucho y un Oquendo ligeramente más ofensivo. Hacia la mitad de la pelea hubo mejores intercambios de parte y parte. Los últimos asaltos fueron mayormente de amarre y poca acción.

Los tres jueces votaron a favor de Abner Mares: 96-94, 98-92 y 98-92.

En otra interesante pelea, el invicto mexicano Francisco Vargas (20-1-1, 14 KOs) venció por KO técnico en tres asaltos al excampeón mundial boricua Juanma López (34-4, 31 KOs). El primer asalto fue de estudio para ambos pero a partir del segundo, ambos púgiles se fajaron en el centro del ring emocionando a los fanáticos presentes en el MGM Grand. Vargas logró poner contra las cuerdas a López con fuertes combinaciones.

vargas

 

Ya en el tercero se fajaron de tú a tú pero el ataque de Vargas fue más contundente. López cayó a la lona para reincorporarse y seguir recibiendo más castigo por parte del mexicano. En el descanso de ese tercer round, el médico recomendó a López no salir a pelear y así fue que el árbitro detuvo las acciones y declaró ganador por KO técnico al final del tercer asalto a Francisco Vargas.

El mexicano Mauricio Herrera (21-4, 7 KOs) se convirtió en el nuevo campeón mundial súper ligero interino de la AMB al vencer por decisión mayoritaria al venezolano Johan Pérez (19-2-1, 13 KOs).

Herrera supo manejar su desventaja en cuanto a alcance y estatura con su jab alcanzando la anatomía de Pérez. El venezolano ripostaba el ataque logrando conectar algunos golpes. Hacia la mitad de la pelea, mejoró el ritmo de ambos boxeadores. Mucha acción se vivió en el octavo asalto cuando Herrera conectó bien a su rival para poner emocionante la pelea. En el último asalto Pérez tuvo buenos momentos y ambos trataron de darlo todo para cerrar fuerte su pelea.

Uno de los jueces anotó empate 114-114 mientras que los otros dos vieron ganar al mexicano 116-112. Sin duda, una pelea pareja.