noviembre 26, 2020

Méndez noqueó a Salgado y lo destronó

Méndez noqueó a Salgado y lo destronó

ESTO http://www.oem.com.mx/esto/notas/n2907807.htm

ERNESTO CASTELLANOS G.

ENVIADO ESPECIAL

COSTA MESA, California.- Como una cubetada de agua helada, de acuerdo con el gélido clima que impera por estos rumbos, así cayó en el ánimo de los aficionados mexicanos la derrota que por nocaut efectivo impuso el dominicano Argenis Méndez al mexicano Juan Carlos Salgado a los 46 segundos del cuarto round, para arrebatarle el título mundial superpluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en la arena El Hangar de esta ciudad californiana.

EL KO

En un pleito dominado por el dominicano, Salgado salió al cuarto round buscando nivelar las acciones. Asumió la ofensiva, buscó meter sus combinaciones con poco éxito, y en uno de esos ataques del peleador azteca, Salgado falló una combinación, cosa que Argenis aprovechó para fijarlo con recto de derecha y rematarlo con poderoso gancho de izquierda a la mandíbula, que mandó lastimado y desmadejado al mexicano a la lona. El réferi Wayne Hedpeght comenzó a contarle a Salgado, pero como se percató de que estaba lastimado suspendió su conteo y decretó el KO, estando Juan Carlos aún derribado, de espaldas contra la lona.

PRIMERA CAÍDA

Méndez se adueñó de las acciones desde el primer asalto, cuando puso a Salgado en la lona en la primera caída del mexicano. Los dos peleadores iniciaron la contienda asumiendo la ofensiva, volaron cañonazos de grueso calibre de ambas partes, y de repente, una poderosa derecha de Argenis se anidó en la mandíbula de Salgado para derribarlo sin remedio. Salgado cayó lastimado, pero se levantó con mucho valor para sortear la serie de ganchos que Méndez le mandaba buscando el nocaut. Juan Carlos logró llegar de pie al final del asalto.

Salgado salió al segundo episodio con cautela. Recibió una derecha y luego una combinación de izquierda y derecha a la mandíbula, que asimiló bien, pero es indudable que Argenis ganó también ese round.

En el tercero pareció que Salgado podría estabilizar el combate. Fue más al ataque, cambió golpes, metió buenos ganchos, y daba la impresión de iniciar el despegue.

Pero en el cuarto giro lo prendieron nuevamente con otro bombazo y se acabó todo. Hay nuevo campeón del mundo. Dolorosa derrota para los aficionados mexicanos, mientras un grupo de dominicanos festejaban ruidosamente.

JUAN CARLOS QUERÍA SEGUIR

COSTA MESA, California.- Juan Carlos Salgado llegó triste a su vestidor, y sentado en una silla, era reconfortado por su progenitor y por el manejador Carlos Rosales. Cerca estaba su promotor Héctor García, acompañado de la «Güerita» Sánchez. Silencio total, que Juan Carlos rompió al decir:

«Sentí que después de la caída del cuarto round yo podía seguir. El réferi no lo entendió así, me dejó de contar y decretó el nocaut. Ni hablar, ahora hay que volver a trabajar para levantarme».

Salgado está convencido de que tiene el tiempo y las armas para volver a ganar una corona.

MÉNDEZ

Argenis Méndez festejó con gran alegría su victoria, para enseguida romper en llanto. En el vestidor dijo que se preparó diez meses para este encuentro. «Para mí tiene un significado especial ganar esta pelea. Era una revancha que anhelaba, para vengarme de Salgado. Se dijeron muchas cosas, pero somos deportistas, y todo lo que hubo queda olvidado. Le deseo lo mejor».

Argenis señaló que ahora sus baterías se van a enfocar en buscar el título mundial ligero, porque en ligero júnior tiene problemas con el peso. Desea un enfrentamiento con el cubano Yuriorkis Gamboa.

Méndez expresó que para él fueron vitales las semanas que estuvo entrenando en Inglaterra para este desafío.

«Estaba en deuda con la afición de mi país, pero ya les cumplí», y tuvo palabras de elogio para su entrenador el mexicano Tony Rivera.