noviembre 27, 2020

Mendoza y Sulaimán se unen para combatir a las drogas

Mendoza y Sulaimán se unen para combatir a las drogas

Prensa AMB. 12 de febrero.- El programa bandera de la Asociación Mundial de Boxeo es el KO A Las Drogas. Desde esta plataforma la institución ha combatido tan terrible flagelo y además ha promovido el desarrollo del pugilismo en todas partes del mundo, especialmente en américa latina.

94960_750x480_crop_54c06e49b02ff

Ahora a la iniciativa de Gilberto Mendoza, presidente de la AMB, parece sumarse un nuevo aliado: Mauricio Sulaimán, máximo jerarca del Consejo Mundial De Boxeo, “hacer el KO A Las Drogas en conjunto seria formidable. Mauricio me solicitó durante el acto de inauguración de la Clínica de Rehabilitación para personas que sufren este terrible problema, en la cual también se le rindió homenaje a Julio César Chávez, en Culiacán unirse al programa de la AMB en una velada en esta región”, afirmó el mandamás de la organización más longeva del pugilismo.

Sin embargo, esta idea podría convertirse en un proyecto mucho más interesante que complemente la lucha contra las drogas. “Le propuse a Mauricio un formato de competencia regional para enfrentar a los campeones de cada parte del mundo y de allí promover contendores a títulos mundiales. Por ejemplo: el campeón latino del CMB Vs el monarca latino de la AMB y hacer lo mismo en las otras regiones”, sentenció Mendoza.

Además, el presidente de la AMB resaltó que la intención de hacer realidad esta idea siempre ha sido un sueño para él y la organización que preside, pues durante años este formato se ha llevado a cabo pero enfrentado a rivales regionales de la misma institución.

“Sabemos que es una tarea difícil y que llevarlo a cabo no es fácil por la naturaleza de este negocio y los intereses propios de cada organismo. Pero la filosofía que he tratado de compartir es que mientras ayudemos a los mercados emergentes en países con capacidad económicas limitadas para las grandes promociones lograremos el verdadero desarrollo del boxeo”, dijo Gilberto Mendoza.

Texto cortesía: Juan Francisco Arias