diciembre 02, 2020

Miguel Vázquez buscará noquear

Miguel Vázquez buscará noquear

 

Ernesto Castellanos G.

ESTO

Las Vegas, Nevada.- El boxeo mexicano tendrá presencia en la función de mañana en la Grand Garden Arena del hotel MGM, con la pelea en la que el tapatío Miguel «Títere» Vázquez, campeón mundial ligero de la FIB, expondrá su corona ante el invicto australiano Lenny Zappavigna.

Ayer se llevó a cabo la conferencia de prensa en la que el promotor Bob Arum presentó la contienda entre Vázquez y Zappavigna, la cual respalda el pleito principal entre Miguel Ángel Cotto y Ricardo Mayorga.

«Títere» Vázquez, originario de Guadalajara, dijo: «Estoy listo para ganar. Es mi segunda defensa y mi segunda pelea en Las Vegas. He visto videos del australiano y se nota que es fuerte y que va para adelante, es un fajador. Primero lo voy a boxear, y luego iré por él, por el KO. Mis planes para después son unificar contra los otros campeones Humberto «Zorrita» Soto y Juan Manuel Márquez».

Vázquez Bautista expresó que fue su progenitor quien lo metió al boxeo cuando tenía 12 años de edad. Combatió por la Selección Jalisco, y en esa época le pusieron el mote de «Títere». Sostuvo 80 peleas, con 10 derrotas. Se coronó en agosto del año pasado, contra el coreano Ji-Hoon Kim, por el título vacante.

Zappavigna, de 23 años de edad, nacido en Sydney, pelea como profesional desde 2006, y habla con orgullo de que ha ganado sus 25 peleas, 17 por nocaut. «Respeto al campeón mexicano, los boxeadores aztecas son guerreros, pero se les puede ganar», asentó.

En la conferencia estuvo el yucateco José «Barretas» Pinzón, que va en superwelter contra el norteamericano Edvan Dos Santos Barros. Con Pizón estuvo su entrenador, el ex campeón Guty Espadas.

Miguel Ángel Cotto dijo para un ejército de comunicadores de Estados Unidos, México, Puerto Rico y Nicaragua:

«¿Ya vieron las apuestas?, nadie cree en que Mayorga me pueda ganar el sábado. Yo soy amplio favorito, todo mundo está metiendo su dinero confiando en mis puños. Mayorga está liquidado, eso lo van a ver ustedes. Si yo le gano, por cien dólares pagarán 95. Si él gana, lo que sería una sorpresa, por cien dólares pagarán 650 dólares. Mucho dinero, lástima que no se va a pagar, porque lo voy a vencer».