noviembre 20, 2017

Muhammad Alí

Muhammad Alí

Nacido en Lousville, Kentucky y bautizado como Cassius Marcellus Clay, cambió su nombre a Muhammad Alí cuando se convirtió al islam en 1964. Había ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1960 y apenas cuatro años más tarde ya era el invicto campeón mundial del peso pesado.

Su triunfo sobre Sonny Liston vino a ratificar con hechos lo que el no se cansó de pregonar. Alí acaparó la atención mundial por sus famosas boconadas y su particular facilidad para hacerse notar. Nueve defensas exitosas de su título lo consolidaron como la gran figura de su generación, pero la política llegó a su vida y la marcó para siempre. Alí se negó a combatir en Vietnam, desafió la autoridad de su país y fue despojado de su corona.

Retornó al ring en 1970 en busca de su campeonato, pero conoció la derrota, por primera vez en su carrera, en su primer choque con Joe Frazier. Con Frazier protagonizó la más memorable trilogía del boxeo mundial.

El 30 de octubre de 1974 estelarizó junto a George Foreman el inolvidable combate de Kinshasa, Zaire, promovido por Don King, donde alcanzó una vez más la corona mundial de los pesos pesados con su triunfo por nocaut en ocho asaltos. Fue tres veces campeón mundial de todos los pesos. Tras perder dos peleas seguidas ante Larry Holmes y Trevor Berbick, Aí se retiró del ring en 1981. Dejó un registro de 56 triunfos, 37 de ellos por nocaut, con solo cinco derrotas, sin empates.

Deja Tu Comentario

comentarios