noviembre 25, 2020

Panorama del boxeo para el 2018

Panorama del boxeo para el 2018

Daniel Alonso y JC Tapia Jr, Lo Mejor del Boxeo

El universo del boxeo ha seguido siempre a las grandes estrellas. Así ha sido siempre. El magnetismo, carisma y popularidad de los grandes campeones se ha convertido en insignia, en parangón que identifica épocas.

Como Muhammad Ali que inició la “danza de los millones”, Mike Tyson el joven noqueador que fue temido por su poder y agresividad, Oscar de La Hoya, el llamado Golden Boy, hasta fechas más recientes con Floyd Mayweather que estableció récords de ganancias que serán difíciles de superar.

MANNY PACQUIAO

En ese grupo bien podríamos incluir al astro filipino Manny Pacquiao, cuyo solo nombre genera expectativa mundial. Un peleador que, aunque perdió su corona welter en cerrada decisión ante Jeff Horn, sigue siendo figura gravitante en el panorama del boxeo actual, porque no ha anunciado su retiro, y no debería sorprendernos que reaparezca en este 2018, ante cualquiera de los mejores pesos welters.

Aunque haya quienes digan que el boxeo se está quedando sin figuras, el tiempo ha demostrado que el boxeo se regenera cada cierto tiempo. Ve irse a grandes estrellas pero ve el surgimiento de nuevos astros. Esta noche, Lo Mejor del Boxeo lo va a demostrar. Vamos a presentarles a los estelares del ring reciben este 2018 como protagonistas y que, de seguro, veremos en nuestras pantallas.

VASYL LOMACHENKO

Arrancamos con el ucraniano Vasyl Lomachenko. Para nuestro programa, fue el mejor boxeador del año 2017. Y es que sus tres contundentes triunfos en defensa de su campeonato superpluma de la Organización Mundial de Boxeo, hablan por sí solos. Tres victorias en idéntica condición, con igual manufactura.

Lomachenko convence a sus rivales de abandonar el combate, los lleva a la conclusión de que no pueden hacer nada ante un rival de su categoría técnica. El Hi Tech es una especie de psiquiatra del boxeo, que controla la mente de sus adversarios y los hace ver como novatos, aunque se trate, por ejemplo, del cubano Guillermo Rigondeaux, invicto campeón supergallo, dos veces campeón olímpico y dos veces campeón mundial aficionado. El 9 de diciembre del año pasado en el Teatro del Garden de Nueva York, Vasyl Lomachenko, jugó con Rigondeaux, lo llevó a la zona mequetrefe y lo obligó a abandonar al finalizar el sexto asalto. ¡Increíble! Quién hubiese podido pensar que algo así podría suceder.

Un desempeño como ese no hizo más que ratificar su condición de súper estrella, un verdadero exponente de la alta tecnología del boxeo moderno.

Después de haber reinado en los plumas y superplumas, pareciera que el destino de Lomachenko está en escalar de categoría y su próximo puerto podría ser la división de los pesos ligeros. Aunque aún no tiene pelea programada para este año, son muchos los rumores que señalan un posible encuentro ante el invicto Mikey García.

MIKEY GARCIA

Miembro de una familia de boxeadores, Mikey García a sus treinta años es ya una estrella del boxeo. Invicto en 37 combates profesionales, 30 de ellos logrados antes del límite, Mikey García es el actual campeón ligero que reconoce el Consejo Mundial de Boxeo. Antes ya fue campeón en los pesos plumas y superplumas, pero vio interrumpida su carrera por un problema contractual que lo alejó del cuadrilátero por dos años y medio.

Volvió en el 2016 y el año pasado alcanzó la diadema ligera del CMB al noquear espectacularmente al entonces campeón invicto Dejan Zlaticanin, de Montenegro. Ese nocaut estuvo entre los mejores del año.

Seis meses después, en pleito no titular se enfrentó al controversial Adrian Broner, logrando una justa e indiscutible victoria por decisión unánime, que dejó claro que se nombre tiene que ser incluido en el listado de las estrellas del actual firmamento pugilístico.

Mikey García hará su primera pelea del año 2018 el 10 de febrero en el Alamodome de San Antonio, Texas, cuando enfrente al invicto ruso Sergey Lipinets, el actual campeón de los superligeros en la versión de la Federación Internacional de Boxeo. Lipinets tiene 28 años, registro de 13-0 con 10 nocauts y heredó la corona que dejó vacante Terence Crawford, al vencer al japonés Akihiro Kondo el 4 de noviembre pasado.

De salir airoso en ese pleito, Mikey García alcanzaría su cuarta corona mundial de diferente categoría, una hazaña que muy pocos boxeadores han logrado.

GENNADY GOLOVKIN Y CANELO ALVAREZ

El invicto kazajo Gennady Golovkin es, para algunos entendidos, el mejor boxeador libra por libra de la actualidad. Al menos así lo considera el Consejo Mundial de Boxeo y la revista The Ring.

Con 35 años de edad tiene registro de 37 triunfos sin derrotas y un empate. Ha resuelto 33 de sus 37 victorias por la ruta del nocaut y posee el reconocimiento de campeón de las 160 libras en las versiones del Consejo, la Asociación Mundial de, Boxeo y la Federación Internacional de Boxeo.

Un peleador dominante que logró una seguidilla de veintitrés triunfos antes del límite, hasta que enfrentó a Daniel Jacobs, el llamado “Hombre Milagro”. En marzo del año pasado Jacobs logró detener esa racha de nocauts, pero no pudo evitar caer por puntos ante el Triple G, quien logró derribarlo en el cuarto giro.

Con Abel Sánchez en su esquina, Triple G se ha consolidado como una verdadera estrella del ring y eso quedó de manifiesto cuando se concertó su esperado combate con el astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, el 16 de septiembre pasado en Las Vegas. Expectativa mundial por un pleito que se hizo esperar por más de dos años.

Golovkin venía de un cerrado triunfo sobre Jacobs, y Canelo de una contundente victoria sobre Julio César Chavez junior. El combate parecía llegar en el mejor momento del púgil mexicano.

La pelea se fue a la distancia de los doce asaltos. El juez Dave Moretti la vio por dos puntos a favor de Triple G, el juez Don Trella la vio empatada y la jueza Adalayde Byrd votó un escandaloso 118 a 110 a favor del mexicano Álvarez.

El resultado fue empate, por lo cual Triple G retenía sus coronas del peso mediano. La discusión no se hizo esperar entre los que vieron ganar al peleador de Kazagistán, frente a los que consideraron que el púgil tapatío mereció ganar.

El CMB calificó este pleito como el mejor del año 2017, aunque la bella faja “Huichol” que había confeccionado para este evento se quedó sin dueño al terminar en empate. A partir de ese momento, quedó calara la necesidad de una revancha.

Ahora, ya es oficial que el 5 de mayo, en un escenario aún por definir, Gennady Golovkin y Canelo Álvarez volverán a verse las caras, por la superioridad indiscutible de la división mediana. El favoritismo estará, una vez más, dividido. De lo que nadie duda es que en mayo volverán a acaparar la atención mundial cuando cumplan su esperada revancha.

Anthony Joshua

La figura más taquillera y lucrativa del boxeo actual es sin dudas, el campeón mundial pesado Anthony Joshua, quien en sus últimos combates ha reunido a más de 80 mil personas para presenciar sus combates. Es el campeón de la Federación Internacional de Boxeo y de la Asociación Mundial de Boxeo. Mantiene récord invicto de 20-0 con 20 nocauts.

Luego de ganar la medalla de oro en los juegos olímpicos de Londres 2012, Joshua se convirtió en la esperanza del boxeo británico y vaya que llenó las expectativas.

Luego de ganar sus 15 primeros combates, todos por nocaut, Joshua recibe su oportunidad por el campeonato mundial el 9 de abril de 2016, ante el modesto campeón Charles Martin, oriundo de Saint Louis, Missouri. Esa noche, Joshua le pasó por encima al campeón y ganó la diadema mundial en el O2 Arena de Londres.

Luego de un par de defensas, Joshua se consagró como gran campeón cuando venció en un combate épico a Wladimir Klitschko el 29 de abril de 2017, para unificar las coronas del peso pesado. Ese combate en el Wembley Stadium de Londres fue considerado como uno de los mejores combates de pesos pesados de los últimos años.

Este 31 de marzo buscará unificar las coronas con el campeón de la Organización Mundial Boxeo, el invicto neozelandés Joseph Parker, quien tiene record de 24-0 18 nocauts.

Parker es un duro rival para Joshua, pero si pasa lo esperado y Joshua vence a Parker, nos espera posiblemente, a fin de año, uno de los combates más esperados en los pesos pesados en mucho tiempo. Un choque contra el Bombardero de Bronce, Deontay Wilder.

Deontay Wilder

Otra de las estrellas del boxeo actual es el campeón mundial pesado del Consejo Mundial de Boxeo, Deontay Wilder. Nacido en Tuscaloosa, Alabama, invicto en 39 combates, 39-0, con 38 nocauts. Ganador de Bronce en los juegos olímpicos de Beijing 2008, Wilder incursionó en el boxeo profesional e hilvanó una seguidilla de 32 victorias, todas por nocaut hasta recibir su anhelada oportunidad titular ante Bermane Stiverne, campeón del CMB, el 17 de enero de 2015. Wilder no era el claro favorito para este encuentro. Algunos expertos criticaban la calidad de su oposición, la cual consideraban débil. En este combate, Wilder demostró que no solo tiene dinamita en sus puños, sino que tiene excelentes fundamentos boxísticos y puede boxear cuando es necesario. Stiverne, fue el único boxeador en llegarle al límite a Wilder, pero esto no impidió que el hombre de Alabama le ganara casi todos los asaltos, en ruta a la conquista del campeonato mundial.

Wilder ha realizado seis defensas del campeonato, ganando todas por nocaut, en la última de ellas consiguiendo noquear en el primer asalto en revancha al innoqueable Bermane Stiverne.

Su próximo combate será el más duro de su carrera. El 3 de marzo, Wilder enfrentará al ex campeón mundial Luis “King Kong” Ortiz. Muchos piensan que el buen boxeo del veterano cubano enredará al campeón mundial, pero Wilder sabe que vencer este obstáculo es necesario para enfrentar a finales de año, al otro súper monarca de los pesos pesados, el inglés Anthony Joshua.

Terence Crawford

El boxeador #1 libra por libra según Lo Mejor del Boxeo es Terence Crawford, campeón mundial en 2 categorías, oriundo de Omaha, Nebraska.

Crawford, quien se mantiene invicto con record de 32-0, con 23 nocauts, se coronó campeón mundial ligero de la Organización Mundial de Boxeo cuando viajó a Escocia y destronó al monarca Ricky Burns en una amplia decisión en marzo de 2014.

En su primera defensa, Crawford noqueó espectacularmente al cubano Yuriorkis Gamboa avisando al mundo del boxeo que teníamos una futura súper estrella.

Luego de una defensa más, Crawford sube a las 140 libras y va por el campeonato mundial vacante de la OMB ante el boricua Thomas Dulorme, a quien destruye en seis asaltos.

Después de un par de defensas, Crawford concreta una pelea con el campeón del CMB, el ucraniano Viktor Postol, a quien vence por amplia decisión, para unificar los campeonatos.

Crawford siguió con paso firme en los súper ligeros hasta llegar a su más reciente combate, el 29 de agosto de 2017, cuando enfrentó al namibio Julius Indongo, campeón de la AMB y la FIB, en un choque con las 4 coronas mundiales en juego, 2 de Crawford y 2 de Indongo. El hombre de Omaha, Nebraska propinó un nocaut fulminante a Indongo en el tercer asalto para unificar las 4 coronas y ser el rey indiscutido de las 140 libras.

Luego de barrer con la división Crawford decide subir a los pesos welters donde muy probablemente su primera pelea será en abril de este año ante el campeón de la OMB, el australiano Jeff Horn.

Keith Thurman

Keith “One Time” Thurman, el invicto campeón welter de la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo es una de las súper estrellas del cuadrilátero. Tiene récord invicto de 28-0 con 24 nocauts.

Thurman se coronó campeón mundial en julio del 2013, cuando noqueó en diez asaltos al invicto noqueador argentino Diego Chaves ganando la faja interina welter de la AMB.

Luego de varias defensas del campeonato interino, Thurman se enfrenta a Robert Guerrero en marzo de 2015 por el campeonato regular, en el que, en papel, se mostraba como su más dura prueba hasta el momento. Al final, Guerrero no fue rival Thurman, quien le ganó por amplia decisión unánime.

Después de una defensa ante Luis Collazo muy cerca de su natal Clearwater, Florida, Thurman protagoniza en junio de 2016 una de las mejores peleas del año ante el ex campeón mundial Shawn Porter. Fue un combate aguerrido y muy cerrado, donde el “One-Time” ganó por 115-113 en las tarjetas de los tres jueces.

En su último combate, en marzo de 2017, Thurman unificó las coronas welters con el campeón del CMB, el también invicto Danny García, en un choque de estrellas. Thurman venció por cómoda decisión a GArcía y se consolidó como el mejor peso welter del mundo.

Thurman no ha vuelto a pelear desde ese combate por una lesión en el codo derecho, pero todo indica que regresará a defender sus campeonatos en el mes de abril.