noviembre 19, 2017

Por qué Conor McGregor puede dar la sorpresa y vencer a Mayweather

Por qué Conor McGregor puede dar la sorpresa y vencer a Mayweather

El peleador irlandés, máxima estrella de las artes marciales mixtas, no es favorito en el combate boxístico a disputarse el próximo 26 de agosto. Sin embargo, puede concretar un inesperado triunfo a base de brutalidad y confianza

Por Rodrigo Duben 18 de junio de 2017 rduben@infobae.com

http://www.infobae.com/america/deportes/2017/06/18/por-que-conor-mcgregor-puede-dar-la-sorpresa-y-vencer-a-mayweather/

Hablar del mejor jugador de baloncesto que ha existido jamás, es hablar de Michael Jordan. Fue seis veces campeón con Chicago Bulls, ganó cinco MVP de la temporada regular y dos medallas de oro olímpicas, entre otros hitos. Sin embargo, pocos recuerdan que Jordan también jugó profesionalmente al béisbol con los Chicago White Sox y en los Scottsdale Scorpions en 1994. No fue el único deportista que se aventuró a incursionar en una segunda disciplina. Por ejemplo, Russell Wilson, destacado quarterback de la NFL, también jugó en la MLB. La famosa atleta Marion Jones tuvo una experiencia en la WNBA, la liga profesional de baloncesto femenina de Estados Unidos. La lista es extensa y será más larga: pronto se sumará el irlandés Conor McGregor, quien en pocas semanas dejará las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) para encarar el desafío de subirse a un cuadrilátero y protagonizar una velada boxística. Y no será ante cualquier púgil, ya que su rival será uno de los mejores de todos los tiempos.

La máxima estrella de la UFC, campeón en dos categorías y es considerado el mejor libra por libra de ese deporte, incursionará en una nueva disciplina el próximo 26 de agosto cuando se enfrente a Floyd Mayweather en un combate de boxeo en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Tras meses de provocaciones, McGregor luchará contra el ex campeón de boxeo, que se retiró en 2015 con registro imbatible de 49-0. Al irlandés le tocará remar contra la corriente. Tendrá que adaptarse a las reglas, al escenario, los tiempos de los asaltos, la dimensión de los guantes, el peso, y los controles antidopaje, entre otros detalles. No obstante, hay factores que incrementan sus posibilidades de dar la sorpresa en ‘La Pelea del Dinero’ (The Money Fight).

Un “boxeador” menospreciado

Las habilidades boxísticas de Conor McGregor están subestimadas. Es cierto que nunca lo hemos visto boxear. O sí, pero a duras penas en videos en publicados en las redes sociales, en los que tampoco se vio su mejor versión. Lo cierto es que el irlandés lleva mucho tiempo de entrenamiento y aún le quedan varias semanas de preparación hasta el 26 de agosto. Además, tuvo una experiencia en el boxeo amateur cuando era joven, antes de dedicarse definitivamente a las MMA.

McGregor mostró en la UFC que sabe combatir de pie, noquear y que es un gran pegador

Por más que McGregor se dedicó a las artes marciales mixtas, su trayectoria en esa disciplina también puede traducirse en destreza boxística: no sólo lo hemos visto combatir de pie y noquear en la UFC, también ha demostrado que es ciertamente mejor pegador que Mayweather. Sus peleas con Eddie Álvarez, Nate Díaz y Chad Mendes, sirven como evidencia de que McGregor tiene un alto porcentaje de acierto al momento de lanzar goles y conectar en las combinaciones. El triunfo por TKO sobre Álvarez vino después de tres golpes de puño certeros y dañinos. Es un golpeador muy potente –sobre todo con su puño izquierdo– y muy veloz para su peso. Si bien Floyd maneja los ritmos de las peleas como ningún otro púgil en el planeta, ya que tiene un estilo defensivo es magnífico y prácticamente no ha recibido goles en sus 49 peleas como profesional, eso no le garantiza la resistencia a los puños de McGregor. De hecho, las veces que Mayweather ha sido golpeado mostró que es muy vulnerable a los impactos.

Mayweather ha demostrado a su carrera que es muy bueno defendiéndose, pero también que es muy vulnerable a los golpes

Además, con 40 años de edad y con varios meses de inactividad, la capacidad de Mayweather para dominar el pulso de la pelea se convierte en un interrogante. No tanto por lo que pueda ofrecer el boxeador norteamericano, porque un púgil de su experiencia difícilmente pierda la sensibilidad. El talento suele ser un valor perpetuo. Pero McGregor no se desplaza como boxeador, porque en las MMA los movimientos son diferentes. Floyd tendrá que lidiar con golpes desde ángulos inéditos, ya que la circulación de Conor sobre el cuadrilátero le puede resultar impredecible.

Arrogante en las predicciones, confiado en la preparación

Mayweather nunca ha enfrentado a un luchador de la personalidad de McGregor. Es el hombre más temible de la tierra. Es feroz, salvaje y siempre compite dispuesto a destrozar a su oponente, con una gran capacidad para soportar el dolor. Está acostumbrado a recibir golpes con guantes de 4 onzas, por lo que las 10 onzas de los guantes de boxeo no significarán ningún problema para su resistencia. Y Mayweather nunca fue un duro pegador, y mucho menos después de sufrir lesiones en sus manos: se lesionó la mano derecha ante el argentino Carlos Baldomir en 2006 y la mano izquierda en el noveno asalto de su última pelea, ante Andre Berto. ‘Money’ sabe cómo pegar, pero no pega fuerte. McGregor difícilmente sea noqueado, por lo que sólo tendrá que concentrarse mentalmente en encontrar el hueco para conectar de lleno a Mayweather.

El bicampeón de la UFC afronta cada pelea con una confianza aterradora. Psicológicamente minimiza a sus contrincantes. Y sabe que la única razón por la que puede estar en desventaja con Mayweather, es porque peleará bajo las reglas de boxeo. En cualquier otro tipo de pelea acabaría con él en segundos. Algunos pueden tildarlo de soberbio, más aún cuando ensucia verbalmente a sus rivales en las conferencias de prensa o utiliza de las redes sociales para ostentar su fortuna. Pero su frase de cabecera ilustra a la perfección que lo suyo es puro positivismo y convicción: “Soy arrogante en las predicciones, confiado en la preparación, pero siempre humilde, en la victoria o la derrota”.

Un triunfo colocaría a Conor McGregor en la cúspide histórica de los deportes de lucha. Tal vez le signifique una distinción deportiva eterna, ya que no solamente sería un símbolo de la UFC, porque tendría el valor agregado de haber vencido a un boxeador legendario como Floyd Maywetaher. McGregor no tiene nada que perder más que el orgullo en esta pelea. Quizás esa sea toda la motivación que necesita.

Deja Tu Comentario

comentarios