diciembre 18, 2017

Regresa el “Krusher”

Regresa el “Krusher”

Por: Simón Piña

Este sábado 25 de noviembre, se dará un hecho importante en el boxeo de estos tiempos. El destacado peleador ruso, Sergey Kovalev reaparece luego de dos discutidas derrotas ante el ya retirado, Andre Ward. En el primero de estos dos combates, perdió mediante una controversial decisión, según los jueces, los cuales votaron 114-113 –los tres-, a favor de Ward. En la revancha, Sergey, se encontró con otra cantidad de problemas que lo obligaron a pelear en inferioridad de condiciones, en tanto que el referee Tony Weeks, detuvo el combate a favor de Ward en el 8vo asalto.

Lo cierto es que Sergey Kovalev coleccionaba un impecable record de 30 triunfos con 26 nocauts y una pelea No Contest, hasta que en el 19 de noviembre de 2016, en el T-Movile de Las Vegas, se encontró con un mañoso Andre Ward al que derribó en el 2do round y estuvo cerca de noquearlo en la primera parte de aquella pelea. Ward recuperó la verticalidad y empleó su estilo enredado, pegajoso y de aburrimiento para el público, que fue premiado por los jueces con una decisión unánime. La revancha se dio el 17 de junio de 2017 en el Hotel Mandalay Bay de Las Vegas. Los cinco primeros asaltos fueron de dominio del ruso, quien acosaba a Ward, que se veía en problemas y su más apreciable defensa eran tácticas prohibidas como rodillazos, golpes bajos y uso indebido de sus hombros.

El referee era Tony Week, quien en varias oportunidades se ha visto envuelto en problemas por carencias técnicas en el ring. En los rounds 6 y 7, Ward insistió en conectar golpes por debajo de la cintura, que contaban con la indiferencia –al menos-, de Week. Esto comenzaba a disminuir las energías de Kovalev, quien se quejaba ante el árbitro, pero este se negaba a reconocerlo y seguía permitiendo el uso de golpes ilegales al peleador californiano. Incluso, en algunas ocasiones, Kovalev cayó a la lona, víctima de aquellos golpes, no permitidos y el referee sólo le pedía que se levantara y siguiera peleando. Se dio el caso que en alguna oportunidad, le aplicó conteo de protección, validando con ello la acción anti deportiva de Ward. El público miraba atónito aquel inusual espectáculo.

Finalmente, Week, decidió que las quejas de Kovalev, significaban un abandono del peleador ruso y lo decretó Nocaut. Así finalizó una pelea con un desarrollo atípico y un final bochornoso. El público protestó ruidosamente y las crónicas anotaron las irregularidades vistas en el combate. Tal vez impulsado por el rechazo que produjo en la afición, su accionar en este par de peleas, Ward no encontró ningún Promotor que quisiera organizar peleas suyas, ni parecía haber público que quisiera acudir a pagar una entrada por verlo pelear y decidió anunciar su retiro del boxeo.

Se le reconoce a Ward su medalla de oro olímpica y su record profesional donde alcanzó Campeonatos en dos divisiones diferentes. Pero esperamos que cumpla su palabra de no pelear más. Su estilo anti boxeo y su poca entrega hacia el público, le convierten en alguien antipático para el aficionado y para el espectáculo. En verdad, casi nadie va a extrañar a este Andre Ward, pese a que era un peleador con cualidades. Por el contrario, Kovalev, sigue contando con el cariño del público y este se mantiene expectante ante el regreso del ex Campeón. Esta pelea del sábado será por el Campeonato Vacante de la OMB de la división Semipesada.

¿Quién será el rival de Kovalev?

Vyacheslav Shabranskyy es un hombre de 30 años, de 1 metro 92 centímetros de estatura, que ha coleccionado 19 triunfos, con 16 nocauts y una derrota por Ko ante el cubano Sullivan Barrera. Nació en Ucrania el 1 de mayo de 1987 y ahora reside en Los Ángeles, California. Su mejor victoria la obtuvo el 19 de diciembre de 2015 venciendo por decisión dividida al clasificado cubano Yuniesky González, Por su estatura, juventud y record de nocauts, se le considera un hombre muy peligroso para las aspiraciones del Krusher, de volver a los primeros planos del boxeo.

Una victoria de Shabrannskyy lo catapultaría hacia la cumbre de la división y las grandes bolsas de $$$. Por el contrario, este hipotético resultado sería una catástrofe para Kovalev quien quedaría, casi que, al borde del retiro. Su imagen, a estas alturas, tal vez no soportaría tres derrotas seguidas. Tendría que sentarse a reflexionar con su gente para ver si continúa en el boxeo. Estas consideraciones recubren de gran dramatismo esta pelea del sábado 25 de noviembre en el Madison Square Garden de Nueva York. Por el lado de la FIB, ya el Checheno Artur Beterbiev, ganó esa corona noqueando en el round 12, al alemán Enrico Koelling. El próximo sábado, la OMB tendrá un nuevo Campeón Semipesado –si no hay un accidente o un empate-, y esto contribuirá a enriquecer en calidad y espectáculo la división de los Semicompletos que tanta gloria ha dado al boxeo.

Deja Tu Comentario

comentarios