noviembre 23, 2020

Sulaimán clarifica lo sucedido en combate Keb-Hernández

Sulaimán clarifica lo sucedido en combate Keb-Hernández

 

La pelea fue detenida por el Doctor en Jefe de la Comisión de Box de Texcoco después de ser llamado por el referí ; el doctor decretó que Keb había recibido muchos golpes serios y ordenó la detención de la pelea, lo que el referí ejecutó , conociendo que dos jueces llevaban arriba a Hernández por 5 puntos y el otro por 2.

Hubo discrepancia en la esquina del campeón KEB, diciendo que el campeón iba a salir «a morir en la raya», de lo que no se tiene ni la menor duda, por conocer el valor y corazón indomable de Gilberto Keb; sin embargo ha sido política primordial del CMB que nada puede sustituir el compromiso de prevenir daños a la salud de los boxeadores y estamos totalmente de acuerdo con la acción,  pues un boxeador es un ser humano que debe protegerse sobre su valentía y posición de pelea, sobre cualquier otra consideración, especialmente cuando ya solo por K.O. Podría haber ganado el boxeador lastimado y ese supuesto no supera la obligación de defender y proteger la salud del boxeador como ser humano que es, lo que muchas veces ni un sector favorable del público ni los comentaristas pueden observar o no lo comprenden.

La pelea es considerada como una de las grandes batallas en mucho tiempo; el campeón Gilberto Keb perdió su título con gran dignidad, dando siempre lo mejor que tenía y el nuevo campeón Adrián Hernández lo ganó limpia e indiscutiblemente con lo mismo, pero superando en el ring a su rival.

Adrián Hernández es el nuevo campeón mundial CMB, al que pretendemos y solicitemos se le conceda la gloria que ganó y mereció en el ring,,,,,,, sería terriblemente injusto negársela.    Dado el merecimiento de la pelea, altamente competitiva y en respeto al ex-campeón, como Presidente del CMB me estoy dirigiendo a los miembros del Consejo de Gobierno para poner a votación el conceder una defensa voluntaria al nuevo campeón Adrián Hernández, pero obligado a dar a Gilberto Keb, una merecida revancha en la siguiente pelea.