diciembre 04, 2020

Takayama destronó al «Dragón»

Takayama destronó al «Dragón»

http://www.oem.com.mx/esto/notas/n2931959.htm

MARIO Rodríguez reconoció el dominio de Takayama.

POR ERNESTO CASTELLANOS G.

ENVIADO ESPECIAL

GUASAVE, Sinaloa.- Noche triste para el boxeo mexicano. Mario «Dragoncito» Rodríguez cayó por decisión unánime ante un rapidísimo Katsunari Takayama, y de esa forma perdió el campeonato mundial paja de la Federación Internacional de Boxeo en su primera defensa en el estadio de pelota de los Algodoneros locales, ante unos cinco mil aficionados que en su mayoría reconocieron el resultado.

Los jueces dieron la pelea al japonés, 117-112, 119-109, y 115-113.

Creemos que la decisión del jurado fue justa. El «Dragoncito» tiene tremendo poder de manos, pero durante todo el combate fue parco para lanzar sus puños, y estando en plan de cazador finalmente se le escapó la liebre.

Takayama demostró que venía con mucha velocidad y gran condición física desde el primer episodio, que ganó al pelear como ametralladora, lanzando series de ganchos que si bien no hacían daño, sí sumaban puntos.

Rodríguez comenzó a conectar poderosos ganchos a dos manos en el segundo round, mientras que Takayama seguía lanzando series de golpes. En el tercero creímos que la pelea se iba a acabar pronto, cuando Mario derribó a Takayama con potente gancho de izquierda a la mandíbula. El japonés sin embargo se puso en pie, y terminó cambiando golpes.

Y lo que siguió, en los asaltos cuarto, quinto, sexto y séptimo fueron rounds iguales: Takayama boxeaba sobre piernas y lanzando cientos de golpes. Algunos llegaban, otros los bloqueaba el mexicano, pero esa táctica le permitía al asiático sumar puntos, mientras que por el lado de Mario a veces desesperaba su poca actividad.

En el octavo Takayama salió cortado de la ceja izquierda por un choque de cabezas, ese incidente descontroló al japonés, lo que aprovechó el «Dragoncito» para meter series de ganchos que lo lastimaron, pero sobrevivió.

En el noveno Mario cortó de la ceja derecha al nipón con series de bombazos, pero en lugar de aumentar el ritmo de ataque volvió a su plan de cazador y la presa se le fue.

En el décimo asalto Takayama volvió a tomar el mando lanzando series de cachetadas que le seguían dando puntos. El onceavo round fue parejo y el último se los dimos al «Dragón», en un cierre trepidante, pero no bastó. Y hay nuevo campeón mundial. Takayama tiene marca de 25-6-1 y 10 KOs. Mario quedó con 15-7, y 11 noqueados. Al oriental le alzaron justamente el brazo, bañado en sangre e inflamado del lado izquierdo del rostro.