diciembre 03, 2020

Victor Ortiz: Tengo el cinturón y no lo voy a ceder

Victor Ortiz: Tengo el cinturón y no lo voy a ceder

 

http://deportes.terra.com/

En una serie de HBO previa a su mega-evento “Star Power” el 17 de Septiembre, en una cartelera dominada por la pelea entre Víctor Ortiz y Flloyd Mayweather, HBO habló con el boxeador americano, de descendencia mexicana, sobre su primer campeonato mundial.

¿Como fue y como se sintió ganar tu primer campeonato?

Fue magnífico. Fue lo que llevaba esperando y por lo que había trabajado toda mi vida. Cuando eres un boxeador joven, siempre piensas en ese primer campeonato cuando por fin puedes poner tu nombre en la cima y decirle a todos los demás, ahora soy campeón.

Sabes, vas por el boxeo en las ligas menores hasta el entrenamiento intenso y todo es con una meta en mente, de ganarte el cinturón. La adrenalina que pasaba por todo mi cuerpo es como algo que nunca he sentido antes. Cuando terminó, me sentí aliviado y casi en shock de que todo de verdad había sucedido. Sabes como boxeador entrenas por meses para una pelea que puede durar menos que un round si no lo juegas bien. Ganando tu primer cinturón es verdaderamente algo que nunca olvidaras jamás porque en ese instante tu mentalidad cambia.

Al principio yo estaba siguiendo el cinturón. Estaba haciendo todo lo posible para conseguir algo que muchos boxeadores han conseguido antes. Ahora se trata de defender mi título. Sabiendo que mi oponente lo quiere tanto como yo pero igual entrenando lo más duro posible para nunca más cederlo.

Primero iba contra Andre Berto que era un gran favorito en ese entonces. Fueron 12 rounds y creo que yo logre derrumbarlo dos, quizás tres veces. Fue difícil pero sabía que tenía que ganar para poder ponerme en la mira de toros. Nadia pensaba que yo tenía una oportunidad contra él. El estaba invicto y yo estaba saliendo de la nada. A través de mi entrenamiento y en las semanas antes de la pelea supe que le podía ganar si salía y jugaba mi estilo. Lo peor que un boxeador puede hacer es dejar que el oponente dicte el tono de la pelea. Yo puse el tono de atacar y le deje claro que no me iba a caer fácilmente solo por que se suponía que debería ganar el.

Después de que perdí con Maidana y todos estaban dudando mi corazón, me enojé. Peleé con una muñeca rota contra un buen peleador y cuando lo rete a una revancha él se negó. Entonces yo sigo siendo el cobarde? Bueno, ahora yo soy el que tiene el cinturón y no se lo voy a ceder a nadie.