diciembre 16, 2019

Ward se impone de forma arrolladora

Ward se impone de forma arrolladora

Como si no hubiera pasado 19 meses alejado del ring, el excampeón mundial Andre ‘SOG’ Ward (28-0, 15 Ko’s) dio un concierto de golpeo ante el inglés Paul Smith (35-6, 20 Ko’s) ante un lleno en la Oracle Arena de Oakland, California, y se apuntó nuevamente como unas de las estrellas del pugilismo actual.

Por Salvador Rodríguez ESPN.com

Ward, que cobró dos millones de dólares en su primer pleito en el año, no pudo derribar a Smith, quien no dio el peso el viernes y tampoco lo dio este sábado, motivo por el que le multaron con 60 mil dólares de los 225 mil que se iba a embolsar, pero vaya que dio clase en el tinglado.

d00cc5b4228cb4a33ac2538d41e2814d_crop_north

Andre Ward fue mermando poco a poco a Paul Smith, hasta que sentenció en el noveno.

Luego de dominar cada segundo del pleito, finalmente la esquina de Smith fue la que se apiadó y aventó la toalla, para obligar al réferi Lou Moret a detener el duelo al minuto y 46 segundos del noveno episodio, cuando ya Ward había olido la sangre e iba por su presa como una fiera.

Para abrir la pelea, de arranque fue Smith quien tomó la iniciativa, con el jab y de vez en vez el cruzado de derecha trató de hacer dañó, pero realmente no lo logró. El último minuto fue para Ward que estuvo bastante tranquilo, recorrió la lona y al final metió un par de derechas para poner orden.

Al segundo, ya muy animado, Ward comenzó a lanzar su izquierda de forma centelleante, metiendo fuerte también su mano derecha ante un Smith que cuando trató de ir al cuerpo a cuerpo fue sacudido por un uper enorme de derecha de ‘SOG’.

Ward manejó bien sus golpes rectos en el tercer capítulo, pero además comenzó a golpear las zonas blandas sabedor que de ser así obligaría a pararse aún más a su enemigo y podría darle una clase de boxeo conforme quisiera.

El dominio de Ward se amplió en el cuarto. Ya las piernas no le respondían al inglés como quería y el arsenal del púgil californiano fue notándose cada vez en el ensogado, pues además la precisión estaba acompañando al estadounidense.

El quinto, que terminó con un cabezazo accidental, también fue para Andre, pues fue quien colocó los mejores golpes, primero fue por Smith y luego se lo dejó llegar para tratar de contragolpear. Ward esperó el error y cuando llegó, hizo pagar el precio al inglés.

Ward apretó el acelerador en el sexto y logró conectar sólidas combinaciones en el rostro de Smith que en un par de veces lució piernas tambaleantes gracias a las combinaciones del californiano y al alto ritmo de golpes que estaba lanzando.

Smith en el séptimo ya sangraba y dejó ver que sería cuestión de tiempo, pues la presión del excampeón del mundo era mucho mayor mientras la fanaticada en las gradas se volvía prácticamente loca al ver la clase de ‘SOG’.

En el octavo, un brillante uper de mano izquierda de Ward se robó los tres minutos. Stephen Curry, el MVP de la NBA, estaba maravillado con el boxeo de ‘SOG’.

Y en el noveno, cuando ya Smith tenía el rostro tinto en sangre, finalmente Ward fue lo suficientemente efectivo que obligó a la esquina del inglés a aventar la toalla, decretándose así el triunfo para el exolímpico estadounidense en Atenas 2004.

Deja Tu Comentario

comentarios