noviembre 20, 2017

Wilder y Stiverne se ven las caras de nuevo

Wilder y Stiverne se ven las caras de nuevo

Por Simón Piña

Luego de haberse enfrentado hace casi tres años, el 17 de enero de 2015, Deontay Wilder y Bermane Stiverne se encontrarán de nuevo, esta vez en el Barcklay Center de Brooklyn; la vez anterior fue en el MGM Grand de Las Vegas. Hace tres años disputaron el título vacante de los pesos completos, versión CMB, ahora, ya Deontay es un campeón con cinco defensas exitosas y llegará este sábado a su sexta exposición. Stiverne no ha estado muy activo en estos años y sólo ha peleado una vez, ganando por decisión unánime a Derric Rossy el 14 de noviembre de 2015. Quiere decir que Stiverne ya tiene dos años inactivo.

El retador no es fácil
Aunque la inactividad en el mundo de los gigantes del boxeo parece no afectar igual que en divisiones más pequeñas, no deja de llamar la atención la inacción de Stiverne. Él ha dicho que en la pasada pelea con Deontay no estuvo en sus mejores condiciones y que ahora será distinto. Al parecer, el tiempo de descanso le sirvió para reflexionar y estudiar una serie de detalles de su carrera y la situación de los actuales pesos completos que le animaron a volver y a tratar de coronarse campeón de la división. Stiverne es mucho más bajo que Wilder, pese a ser un hombre de un metro con 88 centímetros. Wilder mide 2 metros con un centímetro.

El record de Stiverne se mantiene en 25 triunfos, 21 de ellos por nocaut, 2 derrotas y un empate. La pasada pelea entre Wilder y Stiverne terminó por decisión unánime a favor de Deontay, quien está invicto en 38 combates con 37 nocauts. De las dos peleas perdidas de Stiverne, una fue esa por decisión ante Deontay Wilder y otra en sus comienzos, que perdió por Kot ante Demetrice King, el 7 de julio de 2007. Desde entonces, ha ganado todos sus combates con la sola excepción de esa pelea con Wilder. Entre las mejores demostraciones de Stiverne destacan sus dos triunfos sobre el clasificado mexicano Chris Arreola al que derrotó primero por decisión, el 27 de abril de 2013 en el Citizens Business Bank Arena de Ontario, California y la segunda, el 10 de mayo de 2014 en el USC Galen Center de Los Ángeles cuando noqueó al mexicano en el 6to asalto.

Después de esta vino su pelea con Deontay Wilder. Quizás debido al impresionante record del Campeón Wilder, los registros de Stiverne pasan un poco inadvertidos, pero sus 21 nocauts en las 25 peleas que ha celebrado indican que Stiverne no es un hombre que pega suave y que es capaz de hacer daño. Debe haber controlado una probable tendencia a engordar que afecta a muchos pesos completos y a él podría alcanzarlo. Esto podría redundar en una mayor lentitud y tendencia al agotamiento. Es igualmente, un hombre resistente al castigo, lo cual pudo comprobar el propio Deontay quien tuvo que batallar 12 asaltos para poderlo vencer.


Deontay, un campeón que aún no ha convencido
Deontay debutó el 15 de noviembre de noviembre de 2088 con un Ko en el 2do round sobre Ethan Cox en Nashville, Tenesee. Venía de ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2007, donde fue eliminado en los Cuartos de Final por el italiano Clemente Russo, por decisión 1-7. Después de eso, ha venido ascendiendo en su carrera hasta alcanzar el título mundial de peso pesado, con ese record de 38 triunfos, 37 por Ko. El único que le ha llegado al final del combate es precisamente su rival del sábado, Bermane Stiverne.

Luego de conquistar el campeonato mundial ha enfrentado cinco retadores a los cuales ha noqueado. Ellos son: Eric Molina, al que noqueó en el noveno round el 13 de junio de 2015 en el Bartow Arena de Birminghan, Alabama. A Johann Duaupas al que noqueó en el round 11, el 26 de septiembre de 2015, en el Legacy Arena de Birminghan, Alabama. Otro retador fue el polaco Artur Szpilka al que detuvo en el noveno round el 16 de enero del 2016 en el Barcklay Center de Broocklyn, Nueva York. La cuarta defensa fue ante el mexicano Chris Arreola la que ganó por Ko en el 8vo round en el Legacy Arena de Birmingham, Alabama el 16 de julio de 2016. Y la última, antes de esta del sábado 4 de noviembre, que se hizo en el mismo Legacy Arena de Birminghan, Alabama, el 25 de febrero de 2017. El resultado de esta pelea fue un Ko en el 5to asalto sobre Gerald Washington.

Bueno, aparte de resolver las habilidades y la peligrosidad de Stiverne, el campeón Wilder tiene el otro reto de tratar de noquear al único rival que le ha llegado al final de una pelea. Con todos sus triunfos por Ko, menos este ante el rival del sábado, no deja de ser un reto, limpiar cualquier duda acerca su superioridad sobre este incómodo retador. Un resultado favorable dejaría abierta la posibilidad de una unificación del título de los pesos pesados entre Wilder y alguno de los otros dos Campeones, es decir, el británico Anthony Joshua o el nepzelandés,Josehp Parker. Deontay ha manifestado que está dispuesto a enfrentar a cualquiera. El problema sería la sede porque Wilder, como se ha visto sólo pelea en Alabama y Joshua no sale de territorio británico. De todos modos, en los próximos meses, debería comenzar a hablarse de este tipo de combates.

Deja Tu Comentario

comentarios