Fury vs. Whyte: Frank Warren y Bob Arum ganan subasta con un récord de $41,025,000

Compartir:

Queensberry Promotions de Frank Warren superó la oferta de Matchroom Boxing de Eddie Hearn el viernes para ganar el derecho de promover la pelea por el título de peso pesado obligatoria entre el campeón del CMB Tyson Fury y el retador Dillian Whyte.

La oferta ganadora de Warren, que fue financiada junto con el otro co-promotor de Fury, Top Rank Inc. de Bob Arum, fue un récord de $41,025,000, casi $9 millones más de lo que Matchroom ofreció para esta pelea de alto perfil entre pesos pesados ​​británicos polarizantes. Matchroom, que trabaja con Whyte, ofreció $32,222,222 durante una oferta que realizó virtualmente el CMB.

Queensberry y Top Rank ofrecieron una enorme cantidad de dinero por el derecho a promocionar Fury-Whyte principalmente porque Arum y Warren no querían que su boxeador más popular y valioso actuara en plataformas distintas a ESPN y BT Sport, ni siquiera para una pelea. ESPN tiene una asociación de contenido exclusivo con Top Rank, al igual que Warren con BT Sport en el Reino Unido e Irlanda.

Matchroom y DAZN, un servicio de transmisión mundial, también son socios.

Si se lleva a cabo Fury-Whyte, será un evento de pago por evento en los Estados Unidos y en el Reino Unido. Se espera que se celebre en algún momento de abril en el Reino Unido.

Aunque la compensación total para Fury (31-0-1, 22 KO) y Whyte (28-2, 19 KO) se ha establecido gracias a esta oferta ganadora de Queensberry y Top Rank, la pelea no se llevará a cabo a menos que Whyte esté de acuerdo con la división de la bolsa. El WBC dictaminó a fines del año pasado que una división de 80-20 debería favorecer a Fury, quien se beneficiaría de más de su división habitual de 70-30 para campeones y retadores.

Top Rank Inc. de Bob Arum, co-promotor de Fury, solicitó una división de 80-20 en la convención anual del WBC hace dos meses en la Ciudad de México. Whyte, quien ya había demandado al CMB por no hacer cumplir su condición de retador obligatorio, protestó por la división 80-20 porque el contendiente nacido en Jamaica y con sede en Londres está convencido de que vale mucho más para el evento que el 20 por ciento.

Si Whyte aceptara la división 80-20, se le garantizarían $8,205,000 por pelear contra Fury. Su oponente invicto tendría garantizados $32,820,000.

Los representantes de Fury, Whyte, Anthony Joshua y Oleksandr Usyk intentaron llegar a un acuerdo a lo largo de esta semana que le habría permitido a Joshua apartarse de su revancha inmediata con Usyk para permitir una pelea de Fury-Usyk por la unificación completa del título en la división de peso pesado. Joshua (24-2, 22 KOs) y Whyte habrían recibido honorarios sustanciales por hacerse a un lado como parte de ese acuerdo, pero no pudieron llegar a una solución que hubiera satisfecho a todas las partes involucradas.

Ahora que Queensberry y Top Rank ganaron la puja por la bolsa de Fury-Whyte, parece que Joshua seguirá adelante con su revancha contra Usyk de Ucrania (19-0, 13 KOs). El ex campeón indiscutido de peso crucero derrotó a Joshua por decisión unánime el 25 de septiembre en el Tottenham Hotspur Stadium de Londres para ganar los títulos de la FIB, la IBO, la AMB y la OMB.

Joshua tenía una cláusula de revancha inmediata en su contrato, a pesar de que Usyk era el retador obligatorio de la OMB por uno de sus cuatro títulos. Las cláusulas de revancha generalmente están prohibidas en los contratos para partidos de campeonato exigidos por las organizaciones sancionadoras.