Golden Boy recibe contrato del equipo de Gervonta para pelea con Ryan García

Compartir:

Gervonta Davis y Ryan García están casi listos para pelear.

«Ya tenemos el contrato en la mano para el 15 de abril, vamos!”

De La Hoya había recurrido a las redes sociales durante el fin de semana para insistir en que su lado estaba preparado para alejarse de la pelea si no recibían un contrato antes del lunes. La amenaza pública se tomó con cautela, aunque desde entonces se confirmó que los representantes dentro de los equipos inmediatos de Davis y García ya estaban en contacto para finalizar los términos de su combate.

De La Hoya y García (23-0, 19KOs) han insistido por separado en que la pelea se llevará a cabo el 15 de abril. García previamente dio un paso más y publicó que la pelea aterrizaría en el T-Mobile Arena en Las Vegas, Nevada. Ni la fecha ni el lugar han sido confirmados públicamente por Premier Boxing Champions (PBC), que representa a Davis (28-0, 26KOs), ni Showtime, que presentará el evento a través de Pay-Per-View.

El reconocimiento del contrato recibido llega dos meses después del día en que todas las partes anunciaron formalmente el pasado 17 de noviembre que Davis-García era un trato hecho y que se llevaría a cabo en la primera mitad de 2023.

En ese momento, se decidió que ambos boxeadores participarían en peleas separadas para mantenerse ocupados antes de su colisión frontal, que tendrá lugar con un límite de peso contratado de 136 libras. La versión secundaria de Davis del título de peso ligero de la AMB no estará en juego con la pelea justo por encima del límite divisional.

Davis fue el único que continuó con su pelea interina, anotando una victoria por KOT sobre Héctor Luis García al comienzo del noveno asalto el 7 de enero de Capital One Arena en Washington, DC, cerca de la ciudad natal de Davis, Baltimore. Maryland. El evento rompió el récord de entradas en vivo del lugar con más de $5.1 millones en ventas de boletos. Las cifras finales de PPV aún no se han publicado a medida que se publica.

García optó por renunciar a su propia pelea interina. El nativo de Victorville, California, estaba en camino de enfrentarse al zurdo filipino Mercito Gesta en un espectáculo de DAZN el 28 de enero en Arizona, pero optó por no participar en la pelea justo antes de los planes para anunciar formalmente el evento.

La lógica ofrecida por el contendiente de peso ligero invicto fue que solo estaba interesado en pelear contra Davis y estaba bien con extender su ausencia en el ring otros tres meses para proceder directamente a esa pelea. Si la fecha del 15 de abril se mantiene, dejará a García fuera del ring durante nueve meses desde su nocaut en el sexto asalto del 16 de julio ante Javier Fortuna. García también peleó tres meses antes de eso, superando al ghanés Emmanuel Tagoe en doce asaltos para poner fin a un período de inactividad de 15 meses debido a una lesión y motivos personales anteriores.

Ahora parece que la pelea que siempre anheló está finalmente a su alcance.

“Finalmente recibimos el contrato, es hora de dar los toques finales y tenemos una pelea el 15 de abril”, señaló De La Hoya. «¡Vamos!»