La pelea de Gervonta Davis vs. Ryan García tendrá cláusula de rehidratación

Compartir:

A Ryan García se le ha exigido bastante para poder pelear con Gervonta Davis.

Davis le dio a García una cláusula de revancha unilateral que solo Davis puede ejercer si García lo derrota el 22 de abril en T-Mobile Arena en Las Vegas. Ryan García también acordó enfrentar al poderoso zurdo con un peso pactado de 136 libras, a pesar de que García peleó en las140 libras en su última aparición.

Ambos bizeadores también deben cumplir con una cláusula de rehidratación que le prohíbe pesar más de 146 libras cuando ingrese al ring para su combate de evento estelar.

“Durante todo este viaje definitivamente puse al boxeo primero y a los fanáticos primero, porque tuve que aceptar muchas estipulaciones”, dijo García el miércoles durante una conferencia de prensa en Nueva York. “Ellos lo saben. Bajar de peso, cláusula de rehidratación. No quiero mencionar demasiado, pero esas son las pequeñas cosas que me dije a mí mismo: ‘¿Sabes qué? Si me pongo primero, debería decir que no.»

Una cláusula de rehidratación en el boxeo se refiere a un acuerdo contractual entre los boxeadores y sus equipos, que establece un límite en el peso que el boxeador puede subir después de pesarse para la pelea.

La cláusula de rehidratación se utiliza para evitar que los boxeadores intenten ganar una ventaja injusta al aumentar significativamente su peso y tamaño después de pesarse.

La cláusula de rehidratación se ha vuelto cada vez más común en las peleas de alto nivel en los últimos años, y muchos promotores de boxeo ahora exigen que se incluya en los contratos de las peleas importantes.