Lewkowicz: “Tszyu nunca dijo que no quería continuar”

Compartir:

Sampson Lewkowicz, promotor del nuevo campeón del CMB y OMB de peso súper wélter, Sebastián Fundora (ahora 21-1-1, 13 KOs) piensa que los doctores tomaron una buena decisión al dejar que la pelea entre su boxeador y Tim Tszyu (ahora 24-1, 17 KOs) continuara a pesar de la sangre.

En lo que seguramente será recordada como una de las peleas más sangrientas de la década, Fundora venció a Tszyu por decisión dividida en un combate que vio al ex campeón australiano romperse la cabeza al estrellarse con el codo de Fundora accidentalmente.

A Fundora, por su parte, le rompieron la nariz durante el combate.

Tszyu, por la sangre que fluía debido a su herida que le cubría el rostro, dijo después de la pelea que le era difícil ver.

Algunos analistas, como el ex campeón mundial Paulie Malignaggi, han dicho que la pelea debió haber sido detenida por lo sangrienta que fue.

Sin embargo, en una conversación con Malignaggi para ProBox TV, Lewkowicz opinó lo contrario y argumenta que Tszyu le dijo al doctor que él podía continuar peleando.

«Ambos estaban sangrando. Mi amigo Paulie se olvidó de que él era boxeador. Te he visto sangrar varias veces,” dijo Lewkowicz dirigiéndose a Malignaggi en ProBox TV.

“El árbitro le preguntó a Tszyu si quería continuar, y nunca dijo: ‘No quiero continuar’”.

«Nunca viste mi cara como la de Tszyu. Como boxeadores, siempre vamos a decir que sí, pero un médico tiene un trabajo que hacer,” respondió Malignaggi. “Se supone que un médico debe superar la opinión del boxeador.¿Qué sentido tiene el médico? ¿Solo para pasar el rato?”

“No creo que Tszyu le haya dicho [al médico] que no podía ver. ¿Eres médico? Entonces, ¿cómo puedes decir que había demasiada sangre? No puedes saber más que el médico”.